Talleres Calvo - Artesanía en Vidrio

Artesanía en Cristal Tallado

Muchos oficios artesanales se pierden con el paso de los años, pero éste no es el caso de Talleres Calvo. Un oficio de talla artística de cristal, que ha transmitido la técnica durante varias generaciones. Un taller que trabaja de manera impecable con cristalerías, jarrones, decantadores, jarras... Elementos de cristal con valor sentimental, ornamental o símplemente económico.

Cabe destacar acerca de Talleres Calvo, su especialidad en arreglos y reposición de cristal. También encontrará diferentes regalos en cristal: pequeños detalles como bandejas, bomboneras, placas, platos de pan, tazas etc. Detalles para bodas, comuniones o bautizos, los cuales pueden ser personalizados con iniciales, logotipos, fechas, nombres...


Tallado de Cristal

Talleres Calvo es un Taller de Cristalería, que realiza multitud de tallas en cristal, siempre con novedosos y originales motivos a reproducir, que llamaran la atención de nuestros clientes.

Ganadores del primer premio de talla en cristalería concedido por la fábrica RCR Italia, durante dos años consecutivos (1984-1985) y obteniendo una mención especial en 1986. Además de conseguir el Premio Artesano Madrileño Tradicional en 2000 concedido por la Cámara de Comercio de Madrid.


Grabado de Cristal

Talleres Calvo realiza cualquier tipo de grabado de cristal (o abrasión del cristal), ya sean sus iniciales en vasos, escudos familiares u otros trabajos. Estos artículos son realizados siempre por encargo, lo cual permite adaptarse muy fácilmente a nuestros clientes cumpliendo con sus requisitos.

El grabado se realiza mediante buriles de diamante. Nuestra experiencia nos permite utilizarlos realizando multitud de diseños, originales y creativos. Visítenos o contacte con nosotros para poder asesorarle.


Reparación de Cristal

En ocasiones tenemos pocas piezas y nos gustaría completarlas. Que se nos desportillan las copas al lavarlas, ya sea por un golpe que hace despegarse las bases, que a un jarrón le salga lo que vulgarmente conocemos como un pelo, o cualquier otro accidente que causa desperfectos. Normalmente optamos por tirar la pieza rota, ya que pensamos que no tiene arreglo.

Gracias a Talleres Calvo, ahora es posible realizar cualquier arreglo de sus copas (o cualquier elemento) de vidrio. Nuestro saber hacer dejará las superficies perfectas, reparará cualquier parte rota y volverá a darle su forma, quedando la pieza como nueva. Ya no es necesario realizar la compra de una cristalería completa nueva, o desechar elementos decorativos por encontrarse los mismos en mal estado.

Tráiganos cualquier vidrio que quiera reparar, se sorprenderá de los arreglos que realizamos en cristal. Nuestra experiencia nos avala. Contáctenos para cualquier consulta que quiera realizar, sin ningún compromiso.


Quiénes Somos

Es curioso cómo un hecho fortuito en la vida, puede marcarla incluso en el futuro de nuestros descendientes. Y recordando...

Todo empezó en Madrid, allá en los años 40, en plena posguerra española. Por entonces, mi bisabuelo, Ángel González Hernanz, empezó a trabajar (por casualidad), en una fábrica que se dedicaba a la decoración de porcelana y a la talla artística del cristal. También al mismo tiempo, prácticamente siendo aún niños, mi abuelo Julián González Calvo y su hermano José se colocaron allí, y aprendieron el oficio de talladores de cristal.

Y así, transcurrieron unos años, hasta que un buen día de 1945, aparece el dueño del taller y dice a sus obreros:

- “Coged todo lo que podáis, porque... Anoche me jugué a las cartas el taller y lo he perdido.”


Evidentemente en aquella época, éstas cosas podían pasar, ¡y pasaban! Algo impensable hoy en día.

Ángel y sus hijos (Julián y José), mientras que los otros obreros se llevaron las mercaderías que había en el almacén (obviamente para venderlas y hacerse con dinero al instante), optaron por quedarse con los útiles y la maquinaria. Y de ésta manera, comenzó la historia de los Talleres Calvo.

El primer Taller Calvo, durante muy pocos años, estuvo ubicado en la calle "San Hermenengildo" (en los bajos de un convento). Después lo instalaron en la calle "Cardenal Cisneros", hasta mediados de los 60. Se unieron al equipo Ángel, (su otro hermano), y su primo Higinio Ruiz Calvo, ambos como trabajadores. Unos años después, se volvieron a trasladar a la avenida "Dr. Federico Rubio y Galí", donde permanece el taller hasta el día de hoy.

Mi padre, José González García y sus hermanos, Julián y Charo, fueron tomando el relevo de su padre, tío y abuelo hasta ahora... y así espero yo en un futuro próximo cogerles el testigo a ellos.

Toda esta es la historia, muy resumida, de unas vidas llenas de esfuerzo, de amor por su oficio... de sinsabores, de alegrías.... En fin, ya se sabe lo que luchamos las pequeñas empresas, pero siempre, siempre.... de agradecimientos a nuestros clientes, y por supuesto a nuestros trabajadores (los que se fueron, y los que están), que son parte del pilar que sostiene nuestro pequeño taller artesano.

Jose Julián González

- Cuarta generación